Crónicas

Mariana Bianchini, un recital íntimo, lluvia y mucha música…

Viernes 23 de octubre, Mariana Bianchini tocaba en Casa Brandon, llegar no fue fácil para nadie ya que llovía mucho y había un viento tremendo en la ciudad, alerta meteorológico así que sabíamos que seria un día complicado para los amigos que siempre están al pie del cañón donde sea que toque Panza o Mariana en formato solista, como era este caso.
Llego y ya estaban Sergio, Esteban y Mariana en sus puestos al igual que Charly (sonido) y Alexa (en las fotos), sabíamos que Lulo llegaría algo más tarde. Subo la escalera y veo algo que me llama la atención, después entendería porque. Casa Brandon es muy cómoda, con una entrada amplia con algunas telas con dibujos, una escalera que lleva a una barra y de ahí otra que va a donde se realizan los shows, ahí sillones, mesas ratonas, puf y un ambiente muy intimo es el que se ofrece al publico que un rato después iría ocupando de a poco los espacios. El lugar donde están armando el set con el que tocaran no cuenta con escenario, de fondo hay una pantalla que no se uso esta noche. El lugar no requiere de mucho sonido ni luces, por lo que la propuesta era mas que clara, lo que se vería y escucharía después, seria mas intimo de lo habitual y en especial mucho mas que los dos conciertos anteriores de Mariana Bianchini en el Centro Cultural Rojas y en el Festival Emergente en el Centro Cultural Recoleta.
Llega Lulo, también llega Mauro que se encargaría de las luces en el show, pero solo había 3, igual algo se podía hacer con ellas, mientras Charly arregla unos cables, nos damos cuenta que el cable del micrófono no anda del todo bien, así que nos disponemos las chicas a buscar unos cables de repuesto a FM La tribu que esta a unas cuadras, salimos entonces Mari, Alexa y yo en medio de la lluvia, en el batimóvil de Mariana, llegamos a la tribu, Alexa y yo bajamos, entramos a la radio (Alexa registra el momento con su cámara) lo encuentro a Gonzalo, nos da 3 cables en perfecto estado y nos vamos. Llegamos, ya había gente esperando en la puerta para entrar, les pido que esperen un ratito a que termine la prueba de sonido, todo bien.
Damos puerta, la lluvia no paraba, el viento era aun peor, va llegando la gente, amigos, fans de siempre, Pablo el diseñador de la página de Panza, algo más de gente…
mari en casa brandon 22.15hs arranca el show, Mariana sale sola con la guitarra de Sergio (ahí entiendo eso que en la prueba de sonido me llama la atención), hace Lagañas (de Post Incubadora) no había tocado temas sola con la guitarra en las presentaciones de este año, fue una gran manera de comenzar un show que seria intimo pero intenso. Sigue con Inundación, ya los temas de Bú, le siguen Superchica y tu peor error, acá Mariana comienza a desplegar un poco de eso a lo que nos tiene acostumbrados, se saca los zapatos, viene Escena de amor, en un momento ella les sede el escenario a sus músicos que despliegan una improvisación de unos minutos hasta que vuelve y cierra la canción para dar paso a Cartón pintado “me paso aun tren por encima…” sonríe y mira fijo al publico, cosa que hace de manera natural, tiene momentos en los que le gusta cantar muy de frente, cara a cara, ratos en los que se la ve de costado, como cantándole a Sergio, o a Lulo, acercándose a Esteban, juega y sonríe, si cuando canta la sonrisa le es muy natural. Llega la canción que le da nombre al disco, Bú, acá juega con sus manos, las pone alrededor de su boca como cantándonos al oído, imagino que buscando algún efecto (pero que más da, me gusta más pensar que nos la canta al oído a todos los que estamos ahí), sigue Fantasía otro de Post Incubadora “dicen que camino mirando mis pies, dicen que ya no me visto bien, que lloro en servilletas de papel” juega con su pollera negra y vuelve a mirar fijo a alguien particular que esta en el publico, cosa que repite cuando arranca Pura Realidad, hay risas… ella juega, se divierte y contagia, Sergio juega con ratito con la melodía del tema haciendo “hey jude”, ahora si, un poco de rock con Las nenas buenas no cantan así, acá la vemos más inquieta, mas bailarina, mas, mas, mas, pero sin dar esas locas patadas voladoras que suele soltar (el piso estaba muy resbaladizo) sube a un puf rojo para cantar mas alto, mas lejos, mas fuerte. Nada de Post Incubadora es el que sigue, habían estrenado una versión muy diferente a la original en el ciclo Molotov del Rojas, acá un poco menos larga pero con el riff de Sunshine of your love hacia el final de la canción. Para terminar, Mariana anuncia el próximo show en noviembre en Ultra bar, agradece y presenta a sus músicos, lo que se viene es Final feliz, así termina este noche en Casa Brandon, comemos torta, tomamos algo…. saludamos a los amigos que se mojaron para disfrutar del show y…. hasta la próxima!
Mariana Bianchini, voz. Sergio Alvarez, guitarra. Esteban Sehikman, teclados. Lulo Isod, batería.
Charly Ibañez, sonido. Alexa Bonetto, fotos. Mauro, luces. Alcira Garido, venta de entradas y discos; relato.

 

Anuncios

Una respuesta to “Crónicas”

  1. […] en vivo con Sergio en la explanada de la Biblioteca Nacional (gracias Nadia). Nuevas secciones: Crónicas, ahí vas a poder leer que cosas estoy haciendo. Que pasa antes de los recitales, en los ensayos y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: